top of page
  • Mica

Tu Bishvat 5779


En esta celebración, a través de una analogía entre los árboles y los hombres, reflexionamos sobre el constante crecimiento espiritual, la capacidad (y bendición) de producir frutos y la renovación de nuestra alma por la absorción de nuestro principal nutriente .


Sol, piscina y mucha fruta. Así celebramos, este 5779, el nuevo año de los árboles.
Sol, piscina y mucha fruta. Así celebramos, este 5779, el nuevo año de los árboles.

Ayer, 15 del mes de Shvat, pudimos disfrutar de un hermoso día en comunidad: un almuerzo riquísimo, buena música, una piscina tentadora y un séder de Tu Bishvat muy ameno y con un gran mensaje para nuestras vidas.


Juntos, pudimos recitar las bendiciones que nos ayudan a reconocer, una vez más, que D’s es el Creador y Benefactor de la naturaleza y todo lo que contiene.


El hombre es el árbol del campo. Así está escrito en la Torá, y así, como árboles, queremos ser. Pero no cualquier árbol. Queremos ser árboles plantados junto a las aguas; un árbol que florezca como la palmera, que dé frutos en su debido momento; un árbol de raíces profundas, aunque a veces nos falten ramas; árboles resistentes a la tempestad; un árbol que se adapte a las distintas estaciones del año; árboles que sean útiles para que otros puedan asomarse y ver a D’s; árboles plantados en la casa de Hashem.


¡Con amor, deseamos que D's nos bendiga para que así sea!


Kehila Córdoba Bet Melej Haba


28 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page