• Mica

El Libro del pueblo 2

La historia de la Sociedad para la distribución de las Escrituras Hebreas


Como les conté en el artículo anterior, nuestra Kehiláh recibió la donación de nueve Tanajím y diez Britot Jadashot bilingües (hebreo-español) desde Gran Bretaña. Dicha edición bilingüe del Tanaj y Brit Jadashá es producida y distribuida por la Sociedad para la distribución de las Escrituras hebreas, una sociedad sin fines de lucro que tiene como propósito repartir libre y gratuitamente al pueblo judío copias impresas de la Biblia completa que sean de buena calidad y bilingües. En el presente artículo les contaré sobre la historia de esta entidad y su fundador.

The Society for Distributing Hebrew Scriptures fue fundada en Gran Bretaña en 1940 por el señor Joseph Yoelson-Taffen, un judío mesiánico oriundo de Riga, capital de Letonia, y radicado en Reino Unido, donde falleció el 6 de Octubre de 1977 a los 92 años de edad. Este paisano fue un verdadero visionario y un ferviente creyente en Adonenu Yeshúa. Antes de fundar la Sociedad, cuando la Segunda Guerra Mundial apenas iniciaba y los Aliados se hallaban derrotados, Joseph expresó que al final Alemania perdería la guerra y que después de eso se crearía el Estado de Israel. También afirmó que Hitler perdería como justo castigo por perseguir a los judíos, en conformidad con la promesa de Dios a nuestro padre Abraham en Génesis 12:3. El tiempo le daría la razón. Mientras tanto, y desde entonces, se esforzó junto a otros compañeros por fundar una organización que se encargara de hacer que toda la Escritura (Tanaj y Brit Jadashá) llegara a manos de todo judío. Él ya tenía experiencia proclamando el Evangelio a sus paisanos a través de la Mildmay Mission to the Jews, pero deseaba hacer más. Deseaba que todo judío contara con un ejemplar de la Biblia completa en hebreo. Y fue la providencia Divina la que guió los pasos del fundador y sus compañeros en medio de numerosas pruebas.

Veamos bien el panorama. Era el año 1940. La Segunda Guerra Mundial había iniciado. Los nazis avanzaban triunfantes sobre toda Europa. En unos meses, más de trescientas mil tropas francesas, británicas, belgas y canadienses escaparían de la invasión alemana desde las playas próximas a Dunkerque. La Batalla de Inglaterra y la Batalla del Atlántico se combatirían ferozmente por aire y por mar. Gran Bretaña temía una inminente invasión nazi a sus islas y comenzaban los preparativos para prevenirlo. El papel y cualquier otro recurso escaseaban. Eran tiempos difíciles para emprender cualquier nuevo proyecto. Eran tiempos difíciles para todos. Pero Hashem tenía otros planes. Y como bien dice el profeta Yeshayahu, ¿quién puede osar ir en contra de la Voluntad de Adonay y no terminar frustrado?


Contra todo pronóstico, en Enero de 1940 el señor Yoelson-Taffen y sus colegas fundaron The Society for Distributing Hebrew Scriptures, y para 1942 pudieron entregar las primeras 20,000 copias del Brit Jadashá en hebreo e inglés a una sinagoga en Edgware, Middlesex. No pasó mucho tiempo para que la Sociedad comenzara a imprimir ediciones en español, italiano, portugués, rumano, holandés, alemán, ruso, húngaro, yiddish y árabe. Siempre produjeron copias de excelente calidad, con tapa dura, letras doradas en su portada y hojas livianas y de fina calidad. Asimismo, siempre han sido bilingües, en hebreo y en la lengua vernácula a donde fueren distribuidas. La misma calidad y diseño se aplicó para las copias del Tanaj que comenzaron a elaborarse a fines de los ‘80. Desde el principio, estas cualidades presentes en sus ejemplares han sido parte de los principios fundacionales de la Sociedad. El propósito de esta organización es distribuir al pueblo judío copias impresas del Tanaj y del Brit Jadashá. Dichos ejemplares deben ser bilingües (hebreo y vernáculo), de calidad (para reflejar el valor excelso de la Palabra de Dios) y de libre distribución sin costo alguno (para que todo israelita pueda acceder a ellas).


Como dije, este proyecto fue llevado a cabo en el momento menos adecuado y en medio de muchas dificultades que se presentaron en su contra; pero Dios prosperó la iniciativa del señor Joseph. La primera tanda de copias del Brit Jadashá estuvo lista para imprimir cuando uno de los compañeros de Joseph adquirió la traducción al hebreo del Nuevo Testamento realizada por el famoso traductor Yitzhak Salkinsohn (foto lado izquierdo), la cual había sido editada y publicada en 1886 por el prestigioso erudito David Ginsburg (foto lado derecho), ambos judíos creyentes en Yeshúa. Fueron a la Oxford University Press, pero todas las imprentas estaban reservadas para otras publicaciones, por lo que la impresión del Brit Jadashá se demoraría muchos meses. No obstante, una de las reservaciones se canceló y el primer Brit Jadashá en hebreo-inglés pronto vio la luz. Hubo otras anécdotas similares, todas igualmente milagrosas. Por ejemplo, en una ocasión, una de las casas editoriales había sido bombardeada, pero afortunadamente los ejemplares ya habían sido impresos y enviados a destino. Y en una tercera oportunidad, el barco carguero que las trasladaba a Australia se incendió y perdió parte del cargamento. Sin embargo, y para sorpresa de todos, la caja donde estaban embaladas las copias del Brit Jadashá no se había quemado, y sus ejemplares se hallaban impecables.


También la recepción del Brit Jadashá ha visto un renovado interés en el público judío. Al principio The Society for Distributing Hebrew Scriptures notó que había mucho rechazo, especialmente en los primeros años inmediatamente posteriores a la Shoá (el Holocausto). Pero con el paso de los años son más y más los judíos que desean acercarse al Yeshúa histórico sin prejuicios, lo que finalmente ha llevado a muchos a reconocerlo como nuestro Justo Mashíaj.


A decir verdad, el trabajo iniciado por el señor Joseph Yoelson-Taffen con su Sociedad para la distribución de las Escrituras hebreas ha sido una obra providencial de Hashem. En la actualidad están produciendo y difundiendo material en formato digital, además de incorporar nuevas obras para proclamar la Besoráh de Yeshúa el Mesías. Como es una organización que no cobra por su labor, depende de las oraciones y donaciones de quienes se ven beneficiados por su trabajo. Así que recomiendo a todos que los tengan presentes en sus tefilot y cuando hagan hitbodedut, y también los invito a apoyar a la Sociedad con alguna donación para que continúen con esta gran tarea que han emprendido. ¡Solo a Dios la gloria!


Por Moréh Leonardo.

6 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

© 2017 creado por ComunicacionesPyme.com
Proudly created with Wix.com

Tel: +54 (0351) 157883194

Email: kehilacordoba@gmail.com
 

Contactos

Bolivar 760. B° Guemes
Córdoba. Argentina