• Matt

"Recordar" para obedecer

Ekev > Devarim 7:12 -11:25


Esta semana comenzamos con la lectura de la porción Ekev, leeremos que Moshé continúa con su discurso final al pueblo de Israel.


En Devarim 8: 2 leemos: Acuérdate de todo el camino por donde te condujo Hashem, tu Elokim, durante estos 40 años en el desierto.


Moshé les recuerda a los israelitas los momentos de prueba que atravesaron mientras anduvieron en el desierto para hablarles luego del sustento divino que los sostuvo durante esos 40 años. El pueblo de Israel atravesó duras pruebas, necesarias para probar el corazón de cada uno de ellos, pero D’s sustentó cada prueba, no de la forma que ellos esperaban sino de una manera más elevada, con respuestas que transformaban sus almas.


...te hizo pasar hambre -continúa Moshé- Entonces te dio de comer el maná, que ni tú ni tus padres jamás habían experimentado, para hacerte saber que no sólo de pan vive el hombre, sino de todo lo que emana de la boca de Hashem vive el hombre.


El maná fue la prueba de que D’s trasciende todo lo que podemos llegar a conocer, y que nos puede sustentar, incluso, con un alimento del que no se tenía un registro anterior. El Midrash dice:

“Una persona debe ser consciente que la comida no tiene la característica intrínseca de alimentarlo; sólo lo hace porque D-s decretó en los Seis Días de la Creación que lo haría.”

Con tantas muestras del poderío de D’s, con semejantes milagros que demuestran quién está al mando de toda la creación ¿Es necesario que recordemos la bondad de D’s para con nuestras vidas de forma permanente?


Ordena Moshé unos versículos más adelante: No pretendas autoconvencerte, diciendo: “Mi poder y mi propia fuerza son los que me proporcionaron toda esta riqueza”. (Devarim 8:17)


Al parecer, sí. Necesitamos recordarlo de forma constante. Estamos acostumbrados a un mundo que funciona en un sistema de individualidades. Se adula al talentoso, al inteligente, al que cumple grandes objetivos, al que llega más lejos. Sin embargo, no debemos olvidar los caminos por los que nos condujo Hashem. Recordemos cada día, si creemos en el poderío de D’s, que fuimos, somos y seremos constantemente sustentados por Él.


“[…] la Torá nos recuerda que, así como los hijos deben a los padres sus poderes superiores ya que fue de ellos que los heredaron, también nosotros debemos recordar que todo el poder del que disponemos para alcanzar grandes logros en este mundo lo debemos a D’s [1].

[1] El Rebe en Hitvaaduiot 5743, vol. 4, pág. 1857- 1859


Para continuar profundizando en otros aspectos importantes de esta porción y ser parte del debate, te invitamos a nuestra clase de estudio semanal (Pardes) los lunes a las 20:00 h en nuestra comunidad.

5 vistas

© 2017 creado por ComunicacionesPyme.com
Proudly created with Wix.com

Tel: +54 (0351) 157883194

Email: kehilacordoba@gmail.com
 

Contactos

Bolivar 760. B° Guemes
Córdoba. Argentina