• Matt

Los portones de nuestras ciudades

SHOFTIM > Devarim 16:18-21:9

¿Cómo cuidamos nuestra salud espiritual? A través de una breve explicación del Rebe, estudiamos la parashá Shoftim para el cuidado de nuestros portones.



Esta semana leemos el segundo discurso de despedida de Moshé al pueblo judío. En el comienzo de esta parashá podemos ver que los instruye a la designación de jueces (shoftim en hebreo) y policías, por toda la tierra de Israel, para administrar con rectitud la justicia del pueblo (Devarim 16:18).


El Rebe explica que la palabra aquí usada para ciudades (sheareja) tiene el significado literal de “portones”. Si consideramos, como señala la Torá Emet, que cada uno es una ciudad pequeña en sí mismo, los “portones” de nuestro cuerpo son nuestros oídos, ojos, nariz y boca, ya que a través de ellos recibimos los estímulos del mundo exterior. Por lo tanto, podemos pensar en aplicar esta orden en nuestras vidas personales, estableciendo “jueces y policías” internos que cuiden nuestros “portones” contra la intrusión de cualquier estímulo de que pueda resultar dañino para nuestro espíritu.


Esto no es más que entrenarse para hacer crecer una conciencia personal, una conciencia de la necesidad de evaluar que todos nuestros actos sean conformes a lo que D’s espera de cada uno de nosotros. Una conciencia crítica que nos lleve a preguntarnos si aquello que hacemos, allí donde estamos día a día, o aquello que damos, daña nuestra salud espiritual o no es reflejo de la justicia de D’s.


Solo a través del estudio de la Torá y de una vida en relación con D’s podremos aprender cuáles son aquellas influencias que son buenas, por lo tanto permitidas, y discriminarlas de aquellas que son dañinas y por lo tanto, prohibidas.


El Rebe diferencia la tarea del policía y del juez para hablarnos de la llegada del Mesías, explica que el trabajo del policía es hacer cumplir el decreto del juez, en este sentido nuestros policías internos representan aquellas “técnicas” que necesitamos para combatir la inclinación interna que se opone a lo que el juez ya ha ordenado. Cuando Yeshúa regrese, esa inclinación negativa ya no existirá en nosotros, no habrá resistencia a la voluntad de nuestro Creador, por lo que D’s promete “restablecer tus jueces como en tiempos pasados”, no los policías. Ya no necesitaremos esas medidas protectoras para cumplir Su voluntad, mientras tanto, cuidemos nuestros portones para ser justos, y no corruptibles, delante de D’s.


Para continuar profundizando en otros aspectos importantes de esta porción y ser parte del debate, te invitamos a nuestra clase de estudio semanal (Pardes) los lunes a las 20:00 h en nuestra comunidad.



10 vistas

© 2017 creado por ComunicacionesPyme.com
Proudly created with Wix.com

Tel: +54 (0351) 157883194

Email: kehilacordoba@gmail.com
 

Contactos

Bolivar 760. B° Guemes
Córdoba. Argentina